0

La OMS celebrará asamblea de alto voltaje sin Taiwán y con elección director

14 may 2017
12h10
  • separator
  • comentarios

La septuagésima Asamblea Mundial de la Salud (AMS) que comenzará en una semana será excepcional, porque los delegados deberán elegir entre tres candidatos que aspiran al puesto de director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y porque, por primera vez desde 2009, no participará Taiwán.

Del 22 al 31 de mayo tendrá lugar en Ginebra la 70ª edición de la Asamblea, el máximo órgano decisorio de la OMS donde los 194 países miembros establecen las líneas directrices de la institución, aprueban declaraciones de principios, redactan objetivos a largo plazo y fijan las prioridades temáticas y financieras.

Esta edición es la de las primicias: los países miembros tendrán que elegir por primera vez en la historia entre tres candidatos al puesto de director general; Taiwán no participará después de ocho ediciones haciéndolo, y será la más larga hasta la fecha.

Tras una primera criba celebrada en enero y en la que quedaron descartados candidatos de Francia, Italia y Hungría, al máximo cargo de la OMS siguen aspirando el etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, el británico David Nabarro y la paquistaní Sania Nishtar.

El procedimiento de elección será arduo y azaroso.

La elección será durante la segunda jornada de la AMS, después de que la víspera la actual directora general, la china Margaret Chan, que ha estado al frente de la institución durante una década, haga su discurso de despedida.

Chan se va envuelta en polémica por su gestión, acusada de haber exagerado en ocasiones su gestión -como con la gripe A, lo que llevó a que los países gastasen millones de dólares en vacunas que después no usaron-, o de atenuar el riesgo en otras instancias, como con la epidemia de ébola, que se saldó con 11.000 decesos.

Los países miembros y con derecho a voto -aquellos que no han pagado la cuota quedan exentos- se reunirán en una sala a puerta cerrada y votarán con papeletas.

Si uno de los tres candidatos obtiene dos tercios de los votos, será nombrado ganador.

En caso de no ser así, el aspirante que haya recibido menos sufragios será descartado y los otros dos se enfrentarán en una segunda votación, de la que saldrá ganador el candidato que obtenga dos tercios de los votos.

Si ninguno los consigue, entonces ganará aquel que obtenga mayoría simple, es decir 98 sufragios.

Si tampoco los gana, entonces la votación proseguirá las veces que haga falta hasta que uno de los candidatos reúna la mitad de los sufragios emitidos.

Hay consenso de que ninguno de los candidatos parte como favorito, dado que la comunidad internacional está muy divida respecto a quién es el mejor posicionado para liderar una institución que está en pleno proceso de renovación.

Nabarro cuenta con la experiencia interna e internacional necesaria, pero no pude blandir la bandera de la renovación; Adhanom Ghebreyesus se presenta como el candidato africano, dado que nunca ha habido un director general de ese continente, y Nishtar asume las credenciales de un país en desarrollo y con grandes mejoras en el sector de la salud.

Pero la Asamblea también viene precedida de polémica a causa de Taiwán.

Taipei China, como también se le conoce, es un país observador y como tal puede asistir a reuniones técnicas y puede contar con el apoyo de la OMS, pero no se considera un Estado miembro.

La OMS aplica la doctrina de una sola China, y solo Pekín tiene derecho a voto y puede participar en la AMS.

No obstante, desde 2009, China y Taiwán lograban cada año ponerse de acuerdo y los delegados de Taipei podían participar.

Este año no ha ocurrido lo mismo y Chan no se ha visto en posición de invitar a Taiwán, por lo que -a no ser que haya un cambio de última hora- Taipei no participará.

El 18 de enero, el presidente de China, Xi Jinping, visitó a Chan en la OMS, pero su encuentro fue privado.

Los delegados también tendrán que aprobar el presupuesto para 2018 y 2019, en un momento en que todas las organizaciones afrontan recortes financieros mientras las demandas de acción arrecian.

Los delegados asimismo analizarán temas de fondo de gran trascendencia y actualidad, como el acceso a la salud de los refugiados y los inmigrantes o la respuesta global a los vectores -transmisores de enfermedades- que han sido los protagonistas de las últimas grandes epidemias, como la de zika o la de fiebre amarilla.

La resistencia a los antibióticos, tema central en la próxima década, o la respuesta de la OMS a las emergencias, asunto clave en la reforma de la institución, también serán prioridad en esa setenta edición.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad