0

EXPLOTACIÓN SEXUAL DE UNA MENOR DE 13 AÑOS: CASACIÓN FEDERAL RATIFICA CONDENA A 10 AÑOS DE PRISIÓN A UNA TRAVESTI

18 may 2017
22h55
  • separator
  • comentarios

La Cámara Federal de Casación Penal ratificó en las últimas horas la condena de 10 años de prisión contra una travesti que captó y trasladó desde Jujy a Salta a una adolescente de 13 años para hacerla ejercer la prostitución.

Fuentes judiciales revelaron a NA que el fallo fue de la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, integrada por los doctores Gustavo M. Hornos (Presidente), Mariano Hernán Borinsky y Juan Carlos Gemignani, que declaró inadmisible el recurso extraordinario presentado por la defensa, contra la decisión que rechazó el recurso de casación, presentado contra el fallo del Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Salta.

En tanto, condenó a la travesti Raúl Díaz -ese es su verdadero nombre, más allá que se hacía llamar "Silvia" a la pena de 10 años de prisión por considerarlo autor del delito de trata de personas en la modalidad de captación y traslado con fines de explotación agravado por tratarse de una persona de 13 años al momento del hecho.

El 27 de junio de 2015 la misma Sala anuló la absolución de la travesti y dispuso que el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de la ciudad de Salta, que para ese fallo tomó en cuenta las contradicciones de la menor, pero no las de la travesti, dicte una nueva sentencia tomando en cuenta todo.

Todo se inició el 8 de marzo de 2012, durante un patrullaje por la zona roja de Salta, cuando personal de la División de Seguridad Urbana de la Provincia observó que en un grupo de travestis había una menor de edad, identificada en la causa como B.J.L, que aunque dijo tener 17 años, tenía cuatro años menos.

En la comisaría, la adolescente que no aparentaba ser mayor contó que vivía en Jujuy y que había viajado a Salta junto a una travesti llamada "Silvia", cuyo verdadero nombre es Raúl Díaz que terminó imputada por el delito de trata de personas, informó el diario EL Tribuno de Salta.

De las versiones que relató B.J.L. en el tribunal oral, en la comisaría y ante los investigadores surgieron contradicciones y sus testimonios arrojaron otras dudas, pero en algo coincidieron: la travesti le ofreció trabajar como prostituta y ella no aceptó.

En un voto en el que cuestionó la valoración de las pruebas que hicieron los miembros del tribunal oral, el juez Borinsky advirtió que "a fin de evaluar las declaraciones de la damnificada, corresponde recordar la condición de vulnerabilidad en que se hallaba".

En esa línea, recordó que las guías de la Asociación IberoAmericana de Ministerios Públicos advierten que las víctimas de trata de personas "se caracterizan muchas veces por su resistencia al contacto con las instituciones, siendo remisas a confiarles tanto el hecho como su persecución".

Al respecto, el magistrado sostuvo que los jueces no tuvieron en cuenta esos parámetros "toda vez que en la sentencia impugnada consignaron que las declaraciones efectuadas por la menor [son] un vaivén de versiones que se van modificando conforme pasa el tiempo".

Otro error que marcó Borinsky es que "los magistrados de la etapa oral, no obstante afirmar la vulnerabilidad de B.J.L., señalaron que la menor estaba por voluntad propia en el lugar".

Y sobre ese punto, evaluó: "Más allá de los buenos tratos del imputado hacia la menor, toda vez que veían televisión juntas, la llevaba a pasear y a la heladería, ello no indica que no hubiera abusado de su situación, más aún si se considera que le dijo que cuando levantaba hombres en la calle para mantener relaciones sexuales debía cobrarles a cada uno entre 200 y 300 pesos, o como mencionó el imputado en el debate oral: Que le aconsejaba que si se iba a prostituir por lo menos saque provecho ... que se haga valer...".

Gemignani y Hornos, con algunas salvedades, coincidieron con el primer voto de Borinsky, hicieron lugar al pedido del fiscal general Francisco Santiago Snopek de anular la sentencia absolutoria y ordenaron la remisión del expediente al tribunal oral para que, con una nueva integración, vuelva a expedirse, algo que hizo con una condena a 10 años de prisión para Díaz, que en esta ocasión fue ratificada.

Noticias Argentinas

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad