0

Símbolos y colores ocultos en apoyo a los reformistas en Irán

19 may 2017
12h55
  • separator
  • comentarios

Ante la prohibición de propaganda electoral en los centros de votación y sus alrededores durante las elecciones presidenciales de hoy en Irán, los reformistas optaron por emplear colores y símbolos discretos como señal para animarse entre ellos.

Debido a la profusión de los colores morado y verde durante la campaña a favor del actual presidente, Hasan Rohaní, en los canales de las redes sociales de los reformistas se insistió durante la jornada en este tema para evitar la anulación de los votos.

Un representante de Rohaní en el conocido centro de votación Hoseinie Ershad de Teherán explicó a Efe que "si alguien anima a hacer propaganda (a favor de un candidato) le llamamos la atención".

"Esto se considera una violación de la ley por lo que estamos obligados a pasar un informe al centro de supervisión electoral", indicó.

No obstante, los partidarios del actual presidente y del Movimiento Verde de 2009, cuyos principales líderes Mir Hosein Musaví y Mehdi Karrubí están en arresto domiciliario, eran fáciles de reconocer pese a no llevar las tradicionales cintas verde o morada en la muñeca.

Muchos de ellos, votantes en 2009 del Movimiento Verde, se animaron a vestir alguna prenda morada o verde, fuera la camiseta o el velo, o a llevar algún detalle de estos colores en accesorios como las gafas de sol.

Otra opción sencilla para las chicas fue la manicura, que en algunos casos también señalaba las inclinaciones políticas.

Una de ellas, Maryam, indicó a Efe que necesitan "mostrar de algún modo" que apoyan a los reformistas y de esta forma animarse entre ellos y distinguir a la gente que vota a favor de Rohaní.

No todos reconocían abiertamente la elección del color, como un hombre de unos 50 años con camisa verde que entre risas comentó que "en Irán ese color es el de la vestimenta de los militares".

El color verde predominó también en la vestimenta de un grupo de chicos y chicas ciclistas que captaron la atención de los votantes en un colegio electoral del norte de Teherán.

El objetivo de este curioso grupo no era, sin embargo, tan político.

"Hemos venido a votar en bicicleta para demostrarle a la gente que con la bicicleta se puede ir a muchos sitios, para que vean que no somos pocos los ciclistas en la ciudad", dijo a Efe Mona Farahbajshian, ciclista profesional.

Esta ciclista profesional de 25 años abogó por un incremento de las libertades de las mujeres, pues, argumentó: "Para nosotras no existe ninguna elección, todo nos lo imponen".

Entretanto, los seguidores del principal rival de Rohaní, el clérigo ultraconservador Ebrahim Raisí, también eran bastante reconocibles aunque no llevaran ningún símbolo, como por ejemplo la pulserita con la bandera iraní de la campaña electoral.

Las mujeres con el tradicional chador (un velo ancho y largo de color negro que cubre desde la cabeza a los pies) y los hombres, con camisas de manga larga por fuera del pantalón y barba de unos días, aunque con excepciones.

Las elecciones presidenciales de Irán se presentan como una dura contienda entre Rohaní y su proyecto aperturista y el regreso a un mayor conservadurismo ideológico y social de la mano de Raisí.

En el norte y el centro de Teherán, de clase media y alta, todos los iraníes consultados por Efe habían votado o iban a votar por Rohaní, mientras que en el sur el duelo estaba más equilibrado.

A parte de los favoritos, hay otros dos candidatos en liza, los exministros Mostafa Mirsalim y Mostafa Hashemitaba, pero su escasa popularidad hace prever que el resultado de las presidenciales se resolverá en la primera vuelta.

De ser así, mañana, los seguidores del ganador podrán salir a celebrar a las calles ya sin necesidad de ocultar sus colores.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad