0

Raisí, un clérigo y jurista ultraconservador con aspiraciones a líder supremo

18 may 2017
09h16
  • separator
  • comentarios

Ebrahim Raisí, un clérigo ultraconservador cercano al líder supremo iraní, Alí Jameneí, da el salto a la política con su candidatura a las presidenciales tras una larga carrera en la judicatura y en órganos de control.

Desde la victoria de la Revolución Islámica en 1979 siempre ha ostentado altos cargos, en su mayoría de supervisión del correcto cumplimiento de las normativas del sistema de la República Islámica, y es una de las figuras con más posibilidades de suceder a Jameneí.

Su participación en las presidenciales de mañana ha descolocado a muchos en Irán, ya que una derrota podría minar sus opciones de ser líder, pero también le ha otorgado una exposición pública de la que carecía y con la que se ha presentado como una especie de salvador del pueblo.

Raisí se ha convertido además en el candidato de consenso de los conservadores tras la retirada de la carrera electoral a su favor del alcalde de Teherán, Mohamad Baqer Qalibaf.

Con el lema "Trabajo y dignidad, cambios a favor del pueblo", aboga por mejorar la economía y elevar y distribuir mejor los subsidios, ya que -indicó- él no solo ha oído el "dolor de la pobreza" sino que lo "ha sentido", al crecer huérfano de padre desde los 5 años.

Nació el 14 de diciembre del año 1960 en Noghan, un distrito de la ciudad santa de Mashad, en una familia religiosa descendiente del imán Husein en la que su padre y su abuelo materno eran clérigos.

Hasta los 15 años vivió en Mashad y estudió en las escuelas religiosas de la ciudad, pero a partir de esa edad se trasladó a Qom para continuar su formación en el seminario.

Alumno del líder supremo en el seminario, Raisí amplió más tarde sus estudios con un máster postgrado en Derecho Privado y con un doctorado en Jurisprudencia y Derecho Privado.

Durante la primera mitad de la década de los 80 fue fiscal de la ciudad de Karaj y posteriormente ocupó ese puesto en la provincia de Hamedan, hasta que en el año 1985 fue nombrado sustituto del fiscal de Teherán.

De esa época data uno de los puntos más oscuros de su carrera, el haber formado parte del comité de cuatro miembros que supervisó las ejecuciones de presos políticos de 1988.

En 1989 fue designado fiscal de Teherán, cargo en el que se mantuvo durante cinco años, y en 1994 fue nombrado jefe de la Organización General de Inspección, donde trabajó durante diez años.

Su meteórica carrera le llevó a ser primer adjunto del Poder Judicial entre 2004 y 2014 y, a continuación, fiscal general del país por un año.

Además, desde 2011 y hasta la actualidad, se desempeña como fiscal general especial para el clero, mando al que se accede por orden directa del líder supremo.

Jameneí lo eligió también el 7 de marzo de 2016 custodio de la importante fundación Astan Quds Razavi del mausoleo del imán Reza de Mashad, que gestiona un gran patrimonio.

Esta posición fue un gran espaldarazo a su carrera y a su trayectoria futura hacia el cargo de líder supremo, la máxima autoridad espiritual y política de la República Islámica elegida por la Asamblea de Expertos, de la que Raisí es miembro.

El clérigo ha sido asimismo responsable de la organización encargada de supervisar el cumplimiento por la población de los principios islámicos y jefe del consejo de control de la televisión.

Este tipo de cargos hacen temer un aumento de las restricciones a las libertades personales y en el ámbito cultural en Irán si Raisí, receloso de la influencia de Occidente, llega a la Presidencia.

A esto se suma que es el yerno del clérigo ultraconservador Ahmad Alamolhoda, responsable del sermón del viernes en Mashad y gran detractor de los conciertos, que prohibió en su ciudad alegando que no era lugar para la "orgía" ni para escuchar música en directo.

En este sentido, Raisí, que ha optado por la bandera de la República Islámica de Irán como su símbolo, ha dicho durante la campaña que "nadie en el país acepta los conciertos que rompen las normativas".

"¿El concierto es el problema del país? ¿Los desempleados y los pobres no se reirán de nosotros?", comentó el candidato ultraconservador para indicar que si hay pobreza no hay que hablar de estos temas.EFE

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad