2 eventos en vivo

Irán amplía su lucha contra el EI con disparo de misiles a Siria

19 jun 2017
07h53
  • separator
  • comentarios

Irán ha reforzado su implicación en el conflicto sirio con el lanzamiento de misiles contra bases del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en el este del país árabe, en represalia por los recientes atentados de Teherán.

Las autoridades de la República Islámica son un firme aliado del régimen sirio de Bachar al Asad, al que respaldan en su lucha contra el EI y la oposición armada con asesores militares y milicianos chiíes sobre el terreno.

Sin embargo, las fuerzas iraníes no habían efectuado hasta ahora ataques con misiles contra Siria desde territorio iraní, lo que supone un hito en su participación en la guerra siria.

El bombardeo del domingo por la noche, coordinado con las autoridades sirias, ha sido la respuesta de Irán a los atentados del EI del pasado día 7 en Teherán, que causaron 18 muertos y medio centenar de heridos.

Seis misiles balísticos de tipo tierra-tierra y de medio alcance fueron disparados desde bases de la División Aeroespacial de los Guardianes de la Revolución en las provincias de Kermanshah y Kurdistán, en el oeste de Irán.

Recorrieron entre 600 y 700 kilómetros, supervisados por aeronaves no tripuladas y cruzando el cielo iraquí, antes de impactar en la provincia siria de Deir al Zur, precisó el comandante de la Fuerza Aeroespacial de los Guardianes, Amir Ali Hayizade.

El portavoz de este cuerpo de elite, el general Ramezan Sharif, aseguró por su parte en un comunicado que el ataque fue un "éxito" y destruyó centros de mando de los extremistas y almacenes y fábricas de armas y de coches bomba.

Entre los misiles empleados en la operación, denominada "Laylat al Qadr" (Noche del Destino), figuran los de alta precisión Zolfaqar, de fabricación iraní.

El Cuerpo de los Guardianes, una rama del Ejército iraní fundada tras la Revolución Islámica de 1979, anunció que "un gran número de terroristas" fueron abatidos en el bombardeo, aunque no precisó una cifra.

Desde Siria, no obstante, la red de activistas Deir al Zur 24 indicó que los misiles golpearon zonas residenciales y no objetivos del grupo terrorista.

Los bombardeos, que afectaron a la población de Al Mayadín, en el este de Deir al Zur, no causaron víctimas mortales pero sí daños materiales y desplazamiento de población, según esta red.

Casi toda la provincia de Deir al Zur está en manos del EI, menos algunos barrios de su capital homónima y su aeropuerto militar, controlados por los efectivos del régimen de Al Asad.

En Irán, distintas autoridades han alabado la operación y han advertido de que se trata de un primer paso en la venganza de Irán contra el EI.

Los Guardianes de la Revolución aseguraron en un comunicado que "el derramamiento de sangre inocente no quedará sin respuesta" y que Irán "no escatimará esfuerzos para defender su seguridad nacional".

Por su parte, el secretario del Consejo del Discernimiento, Mohsen Rezai, subrayó que el ataque es "el inicio de la venganza contra Dáesh (acrónimo árabe del EI)".

"La gran bofetada está por venir. Que los patrocinadores del terrorismo reciban el mensaje del poderío de Irán", escribió Rezai en su cuenta oficial de Twitter.

En la misma línea, Alí Akbar Velayati, consejero en asuntos internacionales del líder supremo iraní, Ali Jameneí, afirmó que el bombardeo es "una pequeña parte del poder defensivo y disuasorio de Irán, que puede ser mucho más aplastante".

A los patrocinadores "regionales e internacionales del terrorismo" también advirtió el portavoz de los Guardianes de la Revolución, un órgano que tras los atentados de Teherán ya prometió venganza y vinculó a Arabia Saudí y Estados Unidos con los mismos.

Desde los atentados, los primeros reivindicados por el EI en Irán, responsables iraníes militares y gubernamentales acusan a diario a Riad y a Washington de estar detrás del doble ataque y de patrocinar a terroristas en las fronteras iraníes para desestabilizar el país.

Las fuerzas de seguridad iraníes se han embarcado asimismo en una campaña de detención de supuestos miembros del EI en la que ha habido decenas de arrestos y algunos muertos.

La última operación tuvo lugar el fin de semana cerca de la ciudad de Qasre Qand (sureste), donde los Guardianes de la Revolución informaron del desmantelamiento total de una célula terrorista tras abatir a cinco de sus presuntos integrantes.EFE

mv/alf

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad