0

Elecciones británicas, un asunto interno con posibles beneficios para UE en Brexit

21 abr 2017
09h41
  • separator
  • comentarios

El adelanto electoral en Reino Unido se ve desde Bruselas como una apuesta de la primera ministra británica, Theresa May, por reforzar su poder, un movimiento que podría beneficiar también a los europeos en las negociaciones del Brexit, según los observadores.

"Este es un asunto interno de Reino Unido, pero tenemos la esperanza de que traiga consigo un líder fuerte en Londres que pueda negociar con nosotros con un fuerte respaldo del electorado", asegura una fuente europea próxima a las negociaciones.

La jefa del gobierno británico sorprendió el pasado martes al proponer elecciones legislativas anticipadas para el próximo 8 de junio con el objetivo de reforzarse ante las negociaciones con la UE, un adelanto aprobado por amplia mayoría por el parlamento un día después.

Theresa May, cuyo Partido Conservador cuenta con una ligera mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes, mantiene una holgada ventaja sobre sus rivales en los sondeos, situación que, según una fuente diplomática de un país de la UE, justifica la convocatoria anticipada de elecciones.

"Se encuentra en un gran momento político y le interesa meterse por completo en el bolsillo este apoyo político actual", apunta esta fuente, para quien esto es también una "buena noticia" para los europeos, ya que "no estará en una situación de debilidad" para realizar concesiones durante las negociaciones. .

- Ganar poder en su partido -

A nivel interno, en caso de abultada victoria como predicen los sondeos, la primera ministra británica "estará menos capturada por los [partidarios] duros o por los blandos [del Brexit]", especialmente dentro de su Partido Conservador, apunta Ignacio Molina, analista del centro de análisis español Real Instituto Elcano.

Para Molina, quien considera el adelanto una cuestión "de política británica más que de política europea", esto permitirá conocer "realmente lo que quiere hacer" May, quien además podrá utilizar ese "capital político para endurecer el discurso o ablandarlo" a lo largo de las negociaciones.

"Es una jugada inteligente, táctica, para ganar poder en su partido, ganar legitimidad, ganar poder en su país (...), pero de cara a la UE les va a impresionar poco", apuntó el experto. Desde el anuncio, Bruselas se ha limitado a reiterar que sigue con sus preparativos de cara al inicio de las negociaciones de divorcio.

Las negociaciones "reales" comenzarán tras las elecciones británicas, apuntó el miércoles el presidente del ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, después de conversar por teléfono con May. El próximo paso de la UE será aprobar sus orientaciones de negociación en una cumbre a 27 el 29 de abril en Bruselas. .

- Un nuevo mantra -

Aunque para Stefan Lehne, de Carnegie Europe, no está todavía claro si habrá una salida de Reino Unido con o sin acuerdo con la UE, una importante mayoría conservadora en las elecciones británicas "reduciría significativamente el riesgo de un Brexit desordenado", sin acuerdo.

Lehen señala que, con un fuerte respaldo electoral, May "tendrá más fácil hacer las concesiones necesarias para liquidar las cuentas financieras y cerrar un acuerdo transitorio [sobre las futuras relaciones con la UE] hasta finalizar un nuevo tratado de libre comercio"

La primera ministra abandonará su anterior "mantra" de "mejor no tener acuerdo que un mal acuerdo" por el de "obtener el mejor acuerdo posible", subraya Gilles Merritt, del centro de reflexión Friends of Europe, para quien May estará así "abierta a un tipo de acuerdos" condenados por la línea dura de su partido.

Este es el escenario "más plausible" también para Simon Tilford, del Centre for European Reform, quien recuerda que recientemente la jefa del gobierno británico ya se ha mostrado más flexible sobre la libertad de movimiento de los ciudadanos europeos o sobre el Tribunal de Justicia de la UE.

Tilford apunta también a un escenario "más negativo" en el que la inquilina de Downing Street, reconfortada con una gran mayoría, "podría perseguir un Brexit duro impunemente".

Con todo, el analista considera que los 27 no darán facilidades a Reino Unido sólo porque la primera ministra tenga un fuerte apoyo. "No creo que May, con una mayoría parlamentaria aún más importante (...), consiga que la UE sea más complaciente o más flexible con Reino Unido".

Noticias Argentinas

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad