0

El explosivo Thiem, último obstáculo de Nadal para lograr su décimo Godó

29 abr 2017
14h24
  • separator
  • comentarios

El austríaco Dominic Thiem, cuarto cabeza de serie del Barcelona Open Banc Sabadell-Trofeo Conde de Godó y noveno jugador en el ránking mundial, será mañana el último obstáculo del español Rafael Nadal para ganar su décimo título en la capital catalana.

El balear, que defiende el trofeo conquistado el año pasado ante el japonés Kei Nishikori, disputará su décima final en Barcelona tras derrotar hoy en semifinales al argentino Horacio Zeballos, por 6-3 y 6-4, en una hora y treinta y cuatro minutos de juego.

Nadal tiró de oficio para sacar adelante un partido áspero -el frío y el viento aparecieron, casi sin avisar, en la pista central del RCT Barcelona- y vengar la derrota que sufrió ante Zeballos, en 2012, en la final de Viña del Mar. Allí, el argentino logró derrotarle en tres sets y conquistó el que, hasta ahora, es el único título de su carrera.

"No he jugado bien, he jugado más corto. Era un partido incómodo y con malas condiciones por el viento, que fue muy cambiante", ha reconocido Rafa Nadal al acabar la semifinal.

Tras lograr su décima corona en Montecarlo, Nadal sigue afinando su mejor versión en tierra batida con un doble objetivo: el de poner también el diez en su casillero del Godó y Roland Garros.

Mañana tendrá la oportunidad de completar la primera parte del plan en su quinta final del año (perdió las de Acapulco, Abierto de Australia y Miami y ganó la de Montecarlo).

Sin embargo, no lo tendrá nada fácil ante el explosivo Thiem, que hoy fundió con su potente repertorio de golpes al número uno del mundo, el escocés Andy Murray, por 6-2, 3-6 y 6-4, en dos horas y catorce minutos de partido.

Murray, que siempre fue por detrás en el marcador y en la iniciativa de juego, se agarró al partido hasta el final, pero acabó acusando las tres horas que estuvo ayer en la pista para doblegar al español Albert Ramos en tres durísimos sets.

Esta era la primera victoria, en tres enfrentamientos, de Thiem ante el número uno del mundo. "Ha sido mi mejor victoria de la temporada. Es el primer 'top-ten' al que gano este año y me llevo muchas cosas positivas del partido", dijo tras noquear a Murray.

El austríaco, instalado ya en la élite a sus 23 años, ha ganado este año en Río de Janeiro y ha hecho cuartos de final en Sydney, Rotterdam, Acapulco e Indian Wells. Barcelona, por tanto, será su segunda final de 2017.

Mañana tendrá una nueva reválida ante Nadal. "Será un honor jugar contra él. Para mí va a ser muy positivo enfrentarme dos veces seguidas a dos de los mejores de la historia", ha destacado.

En la capital catalana se medirá por cuarta vez al español, todas ellas en el polvo de ladrillo. Nadal le ganó en la segunda ronda de Roland Garros 2014 y en octavos de Montecarlo 2006, pero Thiem también conoce las mieles del éxito ante el 'rey de la tierra batida', porque el año pasado logró vencerle en las semifinales de Buenos Aires.

Nadal lo recuerda bien y sabe de lo que Thiem es capaz. "O le juegas muy bien o no le vas a ganar. Es uno de los mejores del mundo y además su superficie favorita es la tierra", ha resumido.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad